CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Así funciona la ouija

La tabla de ouija se popularizó a fines del siglo XIX durante el auge del espiritismo. Desde mediados del siglo XX es vendida como juego de mesa. El tablero consta de un puntero señalador y números y letras. Sus defensores creen que es un instrumento válido para contactar con los muertos; sus detractores, no obstante, afirman que se trata de un fraude destinado a engañar a los más crédulos.

 

 

 

Un grupo de investigadores realizó un experimento para determinar si la ouija efectivamente era movida por fuerzas paranormales. Para esto reunió a un grupo de voluntarios para una sesión con el tablero.

 

 

 

Durante la primera ronda del juego, los participantes estuvieron con los ojos destapados, y el puntero efectivamente pareció moverse con sentido, dando a entender que era guiado por el abuelo fallecido de una de las voluntarias. Sin embargo, durante la segunda vuelta, donde se taparon los ojos de los participantes, el puntero se limitó a moverse sin sentido por el espacio.

Esto parece indicar, que lo que realmente opera a la ouija son una serie de movimientos involuntarios, un fenómeno ideomotor, que hace que inconscientemente los participantes operen el puntero según sus preconceptos.


Fuente: vix.com