antropología

Cuatro misteriosas ciudades ancestrales de origen desconocido

Todavía existen, a lo largo y ancho del mundo, diversos enclaves rodeados de misterio. Tal es el caso de estas cuatro ciudades, cuyo origen desconocido suscita desde hace siglos las más diversas hipótesis.

 

-Baalbek: Ubicada en actual territorio libanés, esta milenaria ciudad es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del cercano oriente. Conoció su esplendor durante el Imperio Romano, pero previamente había sido ocupada por los griegos y anteriormente consagrada por los fenicios a la adoración del dios Baal. Nadie conoce el origen de la locación, que parece haber estado allí desde siempre.

 
 

-Derinkuyu: Es la ciudad subterránea más grande del planeta. Localizada en Turquía, su nombre significa “pozo profundo”. Aunque se estima que podría haber sido construida a principios del siglo VII, algunos arqueólogos afirman que data del año 1.400 a.C.. Consta de entre 18 y 20 niveles cavados bajo la tierra, probablemente pensados para refugiarse de ataques foráneos.

 

-Puma Punku: Al suroeste del templo de Kalasasaya en el complejo monumental de Tiahuanaco, Bolivia, se encuentran las ruinas de Puma Punku. Construída con gigantescos bloques de piedras provenientes de un yacimiento ubicado a más de 80 kilómetros del lugar, la ciudad parece haber sido construída alrededor del siglo VI, aunque aún se desconoce por quienes.

 

-Ggantija: Ubicado en Malta, la leyenda cuenta que este antiguo asentamiento neolítico fue construído por una mujer gigante, que transportaba las enormes piedras de granito (algunas de hasta 5 metros de alto) sobre su cabeza.  Erigidos entre los años 3600 y 2500 a.C., los templos de Ggantija son las construcciones religiosas más antiguas del planeta.

 

 

 


Fuente: SUPERCURIOSO

Imágenes: Shutterstock