ANTIGUA GRECIA

Develan el misterio de las maldiciones en una tumba griega

En 2003 un grupo de arqueólogos encontró en Grecia la tumba de una joven de hace 2.400 años, en la que se guardaban, junto a los restos calcinados de la finada, cuatro misteriosas tablas de plomo con inscripciones.

Un reciente estudio que analizó dicho hallazgo descubrió que las tablas habían sido creadas como una maldición, una suerte de talismán invertido: eran las encargadas de llevar mala suerte y energía destructiva a cuatro matrimonios, para lo que invocaban a deidades como Hécate, Artemisa y Hermes.

¿La razón de tanto encono? Al parecer, asuntos comerciales; los cuatro matrimonios malditos trabajaban en tabernas, que posiblemente competían con la taberna del autor de las maldiciones.

Lo curioso es que, para la Profesora Jessica Lamont, directora de la investigación, la joven de la tumba no tenía nada que ver con esa disputa ni con las tablas. Según su explicación, estas maldiciones “han de depositarse en algún lugar bajo tierra, como una tumba o un pozo. Se creía que estas localizaciones subterráneas ofrecían un canal a través del cual las maldiciones alcanzaban el inframundo".

 

 


FUENTE: RT

Imagen: Shutterstock