HUMANIDAD

El diario escrito en piso de castillo revela lado sombrío de Francia en el siglo XIX

Al cambiar el piso de madera de un castillo, que habían adquirido los nuevos dueños de la propiedad, se llevaron una sorpresa. En la parte inferior de las placas de madera del piso había una serie de anotaciones hechas entre 1880 y 1881. El diario, firmado por un carpintero llamado Joachim Martin, traía historias espeluznantes sobre crímenes, sexo y religión.

El Castillo de Picomtal se encuentraen la comunidad rural de LesCrottes. Las anotaciones de Martin revelan aspectos sombríos que involucra a los habitantes de la región durante el fin del siglo XIX. "Son palabras de un trabajador común, un hombre del pueblo, sólo registró esos hechos porque sabía que sólo se leerían en un futuro lejano", dice el historiador Jacques-Olivier Boudon, que escribió un libro sobre el hallazgo.

Uno de los pasajes más impresionantes del diario de Martin se refiere a una serie de infanticidios ocurridos años antes. Según él, en 1868, oyó a una mujer dando a luz en un establo. El carpintero contó que a lo largo de ese tiempo ella tuvo seis hijos, cuatro de ellos murieron y fueron enterrados en el lugar. Los niños habían sido asesinados por el amante de la mujer, un hombre llamado Benjamín, amigo de Martin.

El autor del diario manifestó que no denunció los crímenes por consideración a la amistad entre los dos. En los escritos, el carpintero también critica sacerdotes de la iglesia local. Martin acusó al Abad Lagier de ser un mujeriego que se aprovechaba de las fieles que se confesaban a él.

Martin murió algunos años después de escribir el diario en 1897.


Fuente: BBC

Imagen: Fr.Latreille, via Wikimedia Commons