antropología

Hallan la tumba de un antiguo guerrero que descubre los misterios de una civilización perdida

Durante las excavaciones arqueológicas en Pilos, Grecia, expertos de la Universidad de Cincinnati descubrieron la tumba de un importante guerrero, fallecido en los albores de la civilización europea.

En el interior de la tumba, que mide unos 2.5 metros de largo por 1.5 metros de ancho, fue hallado también un ajuar funerario, comprendido por una espada de bronce, anillos de oro, piedras preciosas y jarrones de bronce. Según los arqueólogos, el descubrimiento podría desentramar los orígenes de la civilización micénica, emparentada con Agamenón, Odiseo y varios otros héroes de la literatura homérica.

Al momento de su muerte, el guerrero habría contado con unos 35 años de edad y, siempre según las especulaciones de los expertos, habría sido un "miembro destacado" de la aristocracia de Pilos. Fue enterrado alrededor del año 1500 a. C., en proximidades de Pilos, donde muchos años después se erigió el palacio de Néstor, destruido en 1180 a. C., casi al mismo tiempo que la Troya de Homero.

James C. Wright, director de Escuela estadounidense de Estudios Clásicos en Atenas, opina que este hallazgo constituye "el corazón de la conexión de la cultura continental micénica con la cultura minoica de Creta", por lo que resulta de vital importancia para entender cómo se unieron y adoptaron ambas culturas.

 

 


 

 

Fuente: The New York Times