descubrimiento

La tabla de multiplicar más antigua de la Historia

Un grupo de historiadores de la Universidad de Tsinghua, Pekín (China), ha reconstruido la tabla de multiplicar de base decimal más antigua del mundo. Se trata de una serie de tiras de bambú, encontradas bajo una gruesa capa de lodo, con inscripciones en antigua caligrafía china, la cuales, ordenadas de manera apropiada estructuran la tabla con la que se pueden realizar complejos cálculos. Esta calculadora ancestral (data del año 305 a.C., aproximadamente, la época de los Reinos Combatientes que condujo a la unificación de China) tiene un funcionamiento simple y preciso: tanto en la línea horizontal superior como en la columna de la derecha tiene 19 números: 0,5; los números enteros del 1 al 9 y múltiplos de 10 hasta el 90.

Luego de armar el complejo rompecabezas (ya que encontraron las tiras sueltas) los científicos concluyeron que se trataba de una tabla de multiplicar, la más antigua entre las halladas hasta hoy (de las basadas en el sistema decimal), y que en su época fue utilizada para calcular la superficie de los terrenos y campos de cultivos, y los impuestos que se debían pagar. Las 2.500 tiras de bambú, de 10 milímetros de ancho y medio centímetro de largo, provendrían de la excavación ilegal de una antigua tumba, y llegaron hasta los científicos mediante un donante que dijo haberlas adquirido en un mercado de antigüedades de Hong Kong.