CÓDIGO JESÚS

Lo que no sabías sobre Jesús

Está de más decir que Jesucristo es una de las personalidades más importantes del mundo de los últimos milenios; lo que no está de más observar es que mucho de lo que popularmente se conoce sobre su vida y obra es inexacto, producto de sucesivas deformaciones de la transmisión oral, y de mitos que han surgido para cubrir las grietas entre las diversas interpretaciones de los textos bíblicos. Yendo a las fuentes originales se pueden conocer varios datos que, actualmente, resultan sorprendentes. Estos son algunos de ellos:

 

-No era pobre: por el contrario, su árbol genealógico llega hasta la dinastía de David, uno de los hombres más ricos de la historia bíblica. La confusión puede deberse a la imagen de su nacimiento en un pesebre, pero esto no tuvo que ver con la pobreza: justo el día en que María comenzó el trabajo de parto se desarrollaba en Belén un censo para contar a todos los que tuvieran allí posesiones. El pueblo estaba tan lleno y convulsionado que no encontraron otro lugar para que diera a luz que el fondo de una posada.

 

-Los reyes magos no llegaron a su nacimiento: tampoco estuvieron ese día en el pesebre Melchor, Gaspar y Baltasar. Recién entonces vieron la Estrella de Oriente, la señal de que había nacido el Mesías, pero llegaron a Belén, con sus regalos, dos años más tarde.

 

-Fue criado en Nazaret, un pueblo pequeño y despreciado: Nazaret tenía entre 200 y 400 habitantes cuando llegaron José, María y el niño Jesús, escapando de la matanza ordenada por el rey Herodes. El pueblo sólo aparece en el Evangelio de Juan, del Nuevo Testamento, y en forma de broma: un hombre oye que el mesías es “Jesús de Nazaret” y se pregunta: “¿Puede salir algo bueno de Nazaret?”.

 

-No era carpintero: el término griego que designaba la profesión de Jesús es tekton. Si bien su traducción tradicional es “carpintero”, actualmente los académicos explican que se refería a un artesano o un albañil; un trabajo duro que implicaba la construcción de viviendas y el acarreo de pesadas herramientas y materiales.

 

-Los soldados que lo crucificaron pelearon por su túnica: Jesús vestía una túnica de lino sin costura, de un solo tejido de arriba hacia abajo, un tipo de túnica que sólo usaban los hombres ricos; tal era su valor que, después de crucificarlo, los soldados apostaron para ver quién se la quedaba.

 

Video relacionado: 

 

 


FUENTE: Huffington post / CNN

Imagen: Shutterstock