CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Nootrópicos: drogas para ser más inteligente

La definición de nootrópico es amplia: incluye desde fármacos y drogas, hasta suplementos alimenticios. Lo que tienen en común estas sustancias es que ayudan a potenciar las funciones cerebrales. Algunas de ellas son de venta libre, de origen natural y no parecen tener demasiadas contraindicaciones. Otras, en cambio, fueron creadas para tratar cuadros complejos como la hiperactividad y el síndrome de déficit de atención, se comercializan en el mercado negro y podrían tener serios riesgos para la salud de sus consumidores. 

 

 

Las drogas más usadas para estudiar y favorecer la atención son Ritalin, Adderall y Modafinil. Si bien algunos estudios sugieren que estos fármacos no poseen demasiados efectos secundarios, varios especialistas han recalcado que la información disponible es escasa y altamente sesgada, por lo que recomiendan consumirlos con muchísima precaución.

 

 

Lejos de esta controversia científica, el consumo de este tipo de drogas crece en el mundo a pasos agigantados. Fuera de las que se comercializan bajo receta para tratar condiciones particulares, miles de estudiantes y trabajadores las adquieren ilegalmente para aumentar su rendimiento mental.


Fuente: gizmodo.com