CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Nuevo experimento confirma la hipótesis de Einstein sobre un “monstruo gravitatorio”

La teoría de la relatividad general de Albert Einstein, desarrollada hace más de un siglo en 1915, predice que la luz visible debe afectarse por la gravedad y que durante este proceso se modificará su longitud de onda. A pesar de la validación teórica que posee esta hipótesis, nunca había podido ser comprobada.

Recientemente, investigadores del Observatorio del Sur de Europa (ESO, por sus siglas en inglés) fueron capaces de probar que Einstein estaba en lo cierto. Además, su teoría pudo ser confirmada bajo condiciones mucho más extremas de las que el físico habría imaginado.

Los científicos del ESO pudieron seguir, con un avanzado telescopio, el paso de la estrella S2 por las inmediaciones del agujero negro supermasivo más cercano a la Tierra, el Sagitario A, un verdadero "monstruo gravitatorio" ubicado en el centro de la Vía Láctea. Al revisar las mediciones obtenidas fue posible constatar que, tal como lo previó Einstein, la luz de la estrella se había desplazado a longitudes de onda más largas, debido al enorme campo gravitatorio del agujero negro. Los investigadores comprobaron también que el cambio en la longitud de onda registrado coincidió con precisión asombrosa con el calculado por el científico alemán.


Fuente: bbc.com

Imagen: Shutterstock