CIENCIA Y TECNOLOGÍA

¿Quién se anima a volar en un avión de pasajeros sin piloto?

Los analistas de la industria aeronáutica están preocupados por la escasez de pilotos, aunque algunos aseguran que la automatización podría obviar la necesidad del personal humano por completo. Pero la mayoría de los expertos dice que la tecnología, la industria y los pasajeros todavía no están preparados para subirse a vuelos íntegramente autónomos.

El director del departamento de ciencia aeronáutica de la Universidad Aeronáutica Embry-Riddle, Florida, Michael Wiggins, sostiene que cualquier avance en pos de ese objetivo debe hacerse muy lentamente. El proceso debe estar muy bien calculado y recién podrá ser implementado después de una serie de investigaciones cuyos resultados sugieran que es viable hacerlo.

Los controles de vuelo automatizados se remontan a la década de 1920, y en la Segunda Guerra Mundial había pilotos automáticos rudimentarios. La idea era que la automatización liberaría a los pilotos de tareas de vuelo y de monitoreo muy rutinarias y les permitiría dedicarse a la vigilancia del entorno y a otras tareas de monitoreo de las que se tienen que ocupar.

Wiggins también asegura que las funciones del piloto automático ganaron sofisticación durante el siglo XX, ya que los sistemas fueron capaces de detectar problemas con mayor eficacia que los pilotos humanos. Los importantes progresos tecnológicos de los últimos 50 a 60 años hicieron que volar ahora sea más seguro que nunca. Una persona en la cabina de mando quizás no vea que se mueve una aguja en uno de los calibradores, pero una computadora puede detectar esa señal de alarma y enviar una alerta más perceptible.

Los organismos reguladores ya están dando pasos para reducir el rol de los humanos en la cabina de mando. La ley para reautorizar a la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos incluye el financiamiento de estudios para operaciones de aviones de carga con un solo tripulante, algo a lo que la Asociación de Pilotos Aerocomerciales se opone.


Fuente: La Nación

Imagen: Shutterstock