Todos los horarios
HUMANIDAD

Resuelven uno de los misterios más grandes de la historia

Los moái, las gigantescas cabezas de la Isla de Pascuas, han intrigado durante siglos a los arqueólogos. Ahora, una nueva investigación, podría aportar datos cruciales para develar el misterio de su construcción.

 

 

Cuando navegantes europeos llegaron a la isla en 1722, encontraron casi 900 cabezas desperdigadas por la zona, una cantidad desproporcionada considerando que en el lugar vivían tan solo unas 1.700 personas.

 

 

Un grupo de investigadores de la Universidad de California, EE.UU, acaba de realizar una proyección histórica de la población de la isla y concluyó que en su apogeo podrían haber vivido en la región casi 18 mil personas.

Aunque estos nuevos datos podrían aclarar el misterio de la construcción de los moái, la forma en la que los nativos, completamente aislados del resto del mundo durante siglos, lograron desplazar las monumentales esculturas sigue siendo un misterio.


Fuente: Frontiers in Ecology and Evolution