HUMANIDAD

Trump, Jerusalén y la profecía cumplida

Desde hace tiempo, el presidente de los Estados Unidos ha fortalecido estrechamente las relaciones internacionales con Israel.  Y este vínculo alcanzó el apogeo  a mediados de mayo al concretarse una de las promesas más polémicas dentro del mandato de Donald Trump. Finalmente, la embajada de Estados Unidos fue trasladada de Tel Aviv a Jerusalén, y de esta forma se reconoce a la histórica zona de conflicto como capital del territorio israelí. Si bien esta acción provocó controversia y manifestaciones opositoras, también ha logrado que muchas personas piensen que una de las profecías bíblicas se está cumpliendo.

Quienes sostienen la teoría profética, realizan una comparación entre el accionar de Trump con Ciro, el rey pagano, que le devolvió la gloria a Israel en el pasado. La reconocida jueza estadounidense Jeanine Pirro afirmó que el presidente “estaría cumpliendo una de las profecías bíblicas más importantes para los ciudadanos de Israel, ya que se trata de la liberación y aceptación de Jerusalén ante del mundo”. Tanto para la jurista como para muchos fieles, este es el momento de Jerusalén,  donde todos los exiliados volverán para levantar a su pueblo y obedecer a las santas escrituras.

Sin dudas, este es un momento histórico para Israel, ya que durante años, presidentes como Bill Clinton, George Bush y Barack Obama  prometieron llevar adelante el traslado de la embajada pero jamás lo cumplieron. Esta nueva situación resulta esperanzadora para los creyentes, porque consideran que una de las leyendas de la Biblia con respecto a su pueblo ya se está cumpliendo.


Fuente: Adventistas

Imagen: Shutterstock