DESCUBRIMIENTOS

Una aldea indígena en el centro de Miami

Una serie de agujeros en medio de la construcción de un complejo de torres, en el centro de Miami, llamó la atención de los arqueólogos ¿sería posible que allí mismo se hallara información acerca de la vida de quienes habitaron esa zona hace siglos? Todo lo que pudieron suponer en un principio resultó poco: esos agujeros correspondían, en efecto, a la antigua tribu Tequesta, que habitó en la confluencia del río Miami y la bahía Vizcaína durante más de 2.000 años, hasta el comienzo del siglo XVIII; y no se trata de una estructura aislada, sino de un verdadero complejo edilicio. Según el arqueólogo Bob Carr, quien lidera la investigación en el sitio histórico, funcionaba allí un asentamiento que servía de hogar permanente para unas mil personas. Los agujeros para postes y las piezas cerámicas encontradas en el lugar datan de los años 500-600 antes de Cristo.

Según Carr, han encontrado “el plano de un pueblo prehistórico mejor conservado en Norteamérica”. Ahora, este descubrimiento, que ha asombrado y entusiasmado a la comunidad científica, representa un problema para el Metropolitan Miami, complejo de edificios que se estaba construyendo en el lugar del hallazgo. Como solución, los encargados de desarrollar el complejo propusieron cortar una sección de la piedra caliza y reconstruir la estructura de la tribu Tequesta utilizando los agujeros de los postes originales; la idea sería acompañar la estructura de un modelo de la aldea en base al diseño descubierto, de manea tal que también ayude a que los visitantes aprendan acerca del sitio y su pasado. Esta parte del proyecto todavía no tiene la aprobación de la Junta de Preservación Histórica de Miami.