TRAVEL

Viviendas dignas y gratuitas para los más necesitados

Las modificaciones en políticas de vivienda introducidas por el Presidente de la República, Juan Manuel Santos, han dignificado la vida de miles de familias en situación de extrema pobreza. El objetivo principal del programa, llevado adelante por el Ministerio de Vivienda, es disminuir cada vez más las brechas sociales y contribuir a la consolidación de la paz en la Nación.

El Gobierno Nacional se ha ocupado especialmente de otorgar casas totalmente subsidiadas a personas con escasos recursos, a poblaciones desplazadas, a quienes han sido víctimas de desastres naturales y a aquellos que vivían en zonas de alto riesgo. Gracias a esta iniciativa, miles de familias colombianas empiezan a soñar con un futuro mejor.

Además, las viviendas están acompañadas de un plan de infraestructura social ideada para que las familias puedan acceder a una mejor calidad de vida y no solo a un montón de ladrillos.  Muchos de los proyectos cuentan con colegios, Centros de Desarrollo Infantil, Puntos Vive Digital, centros de salud, parques recreo-deportivos y otros servicios que hacen de estos complejos habitacionales un entorno amigable, donde los ciudadanos pueden prosperar en comunidad.

Para consolidar aún más las aspiraciones del Gobierno en materia de inclusión social, se han iniciado alrededor de 7 mil soluciones de viviendas inteligentes, que permitirán por primera vez, que los ciudadanos de estratos más bajos puedan disfrutar de tecnología de punta en sus hogares.

Otro aspecto que ha contribuido fundamentalmente al mejoramiento de vida de las comunidades es el acceso al agua potable y saneamiento básico, gracias a la especial atención que le puso el Gobierno del Presidente Santos a este aspecto, hoy ha llegado el acueducto por primera vez a 6.3 millones de colombianos que antes no tenían y alcantarillado a 7 millones de habitantes que no contaban con el servicio.

Otras familias que además de recibir acueducto y alcantarillado necesitaban tener acceso real a estos servicios ahora pueden contar con ellos porque el Gobierno dotó a estos hogares de sanitarios, duchas, lava manos y lava platos.

Finalmente, el programa de titulaciones ha permitido que aquellas familias que por necesidad habían ocupado predios de manera ilegal puedan convertirse en propietarios. De esta forma, además de la seguridad del techo propio, estos ciudadanos han logrado alcanzar los beneficios asociados a una escritura, como solicitar préstamos bancarios para mejorar sus viviendas o emprender proyectos que contribuyan a su desarrollo personal y, en consecuencia, al del país.